Las preguntas para autodiagnosticar tu negocio que no puedes dejar de hacerte

Las preguntas para autodiagnosticar tu negocio pueden ayudarte a determinar los puntos fuertes y débiles de tu proyecto comercial y aplicar correcciones.

Cuando desempeñas el cargo de jefe es importante interrogarte cada cierto tiempo sobre el rendimiento del local, tienda o empresa, con el fin de realizar un análisis.

Y, de este estudio, encontrar conclusiones pertinentes que te permitan mejorar o encontrar una manera de acercarte a los objetivos que se plantearon en un principio.

Preguntas para autodiagnosticar tu negocio con respecto a la atención al cliente

Normalmente, cuando vendes un producto u ofreces un servicio, se presta una atención al cliente para responder dudas o simplemente para guiarlo en el proceso de compra.

Esta tarea suele ser importante, puesto que la impresión que generes en los usuarios hablará mucho del proyecto o compañía y, al mismo tiempo, atraerá más clientes.

Es por eso que debe ser un aspecto en constante evaluación, sin importar qué tan bien se haga, es algo que debes cuestionar siempre, y una manera de hacerlo es usando estas preguntas para autodiagnosticar tu negocio:

  • ¿Los empleados están atendiendo todas las dudas?
  • ¿Han sido consideradas las quejas de los usuarios?
  • ¿Se atiende de manera satisfactoria a las personas interesadas en los productos que ofrezco?
  • ¿Los clientes son tratados de forma cordial?
  • ¿Se ha usado un lenguaje inapropiado con cualquiera de las personas?
  • ¿Los clientes sienten que han sido atendidos correctamente?
  • ¿He recibido de forma idónea a mis más fieles compradores?
Las preguntas para autodiagnosticar tu negocio que no puedes dejar de hacerte
  • ¿Se está usando un tono acorde al momento de atender a los usuarios?

Interrogantes relacionadas con el stock y calidad de los productos.

Conforme el negocio vaya avanzando y creciendo, el nivel de usuarios que frecuenten el servicio o los productos será mayor, claro que, todo va a depender de la calidad.

Por lo que, es importante que cuando ofrezcas algo, sea de la más alta eficiencia posible y al costo más beneficioso para ambas partes, de esta manera obtienes un progreso más rápido.

Es por eso que dentro de las preguntas para autodiagnosticar tu negocio no puedes pasar por alto evaluar la calidad de lo que brindas, usando estas interrogantes:

  • ¿Los productos se venden lo suficientemente rápido?
  • ¿Se han encontrado desperfectos en la mercancía?
  • ¿He prestado atención a las opiniones de los clientes?
  • ¿Los usuarios se quejan sobre el producto o servicio?
  • ¿La valoración de las personas con respecto a lo que ofrezco es positiva?
  • Si he probado el producto, ¿qué tal me ha parecido?
  • ¿Se puede mejorar lo que vendo sin invertir demasiado?
  • ¿Estoy obteniendo ganancias de forma oportuna?

Preguntas para evaluar a la competencia

Es totalmente normal que, siendo comerciante, encuentres otros negocios que venden lo mismo que tú y, en ocasiones, que progresen mucho más rápido o vendan mucho más.

Así que, al hacer preguntas para autodiagnosticar tu negocio, debes interrogarte sobre qué puede estar haciendo la competencia para ser mejor que tú.

Las preguntas para autodiagnosticar tu negocio que no puedes dejar de hacerte

Puede que las respuestas que consigas te ayuden a superar el estancamiento que padeces y encuentres un camino hacia el éxito, aunque si no sabes cuales realizar, estas pueden servirte:

  • ¿Qué técnica de marketing utiliza la competencia?
  • ¿Por qué vende lo mismo que yo, pero consigue más compradores?
  • ¿La ubicación de su local es más beneficiosa que la mía?
  • ¿Los precios que ofrece son más bajos que los míos?
  • ¿De dónde obtiene su mercancía? ¿Puedo hacer contacto con el mismo distribuidor?
  • ¿Qué métodos está utilizando para realizar mayores ventas en menos tiempo?
  • ¿Cuáles son los puntos fuertes de la competencia que yo puedo imitar?
  • ¿Qué errores estoy cometiendo en mi negocio que la competencia está evitando hacer?

Deja un comentario