Preguntas para conversar que puedes usar sin temor a aburrir

Tener a la mano unas preguntas para conversar siempre es una buena idea, principalmente para no quedar en blanco en el peor momento.

Hay escenarios en los que es difícil imaginar o pensar en un tema de conversación que no sea repetitivo, razón principal de los silencios y las situaciones incómodas

Pues, ¡no te preocupes más! Ve nuestra selección de las mejores preguntas para charlar y anota las que más te gusten.

¿Qué cuatro palabras crees que te definen mejor?

Saber cómo se perciben las demás personas siempre es importante, además, con este tipo de preguntas para conversar puedes obtener nuevos temas para tu charla.

¿La definen la puntualidad? Podrías hablar sobre cómo llegaste tarde al trabajo aquella vez, o preguntarle si alguna vez esa persona lo ha hecho.

Si tuvieras la oportunidad de cambiar tu nombre, ¿cuál elegirías?

A muchas personas no les gusta mucho el nombre que llevan y por eso, ya han pensado en esta cuestión. Pero, a otras tantas jamás se les habría ocurrido.

De tomas maneras, es un ejercicio y tema de conversación muy divertido, pudiendo ser utilizado tanto con amigos, como con meros conocidos.

¿Qué es lo que mejor se te da?

Averiguar cuál es la habilidad más destacable de una persona es de las preguntas para conversar pensadas para generar confianza.

En este sentido, la otra persona sentirá que tienes verdadero interés en ella o él y estará más dispuesta y participativa en la charla.

Preguntas para conversar que puedes usar sin temor a aburrir

¿Qué dibujos animados fueron tus favoritos de niño?

Los dibujos animados son un tema seguro, y una de las preguntas para conversar que traen muy buenos recuerdos y sonrisas.

Además, es posible que la mención de alguna caricatura genere un efecto en cadena y terminen hablando sobre todos sus programas favoritos.

¿Cuál consideras que ha sido el mejor consejo que te han dado?

Esta interrogante no tiene una finalidad específica, pero es muy agradable compartir consejos con otras personas. ¿Quién sabe? Tal vez sea una lección que te sirva a futuro.

Igualmente, tú podrías contarle sobre algunas recomendaciones que podrían ayudar a esa otra persona en su vida diaria, creando así, un buen vínculo.

¿Qué comida nunca te cansas de comer?

Una consulta sencilla, pero que puede generar muchas otras preguntas para conversar sobre temas culinarios u otros gustos. Y es que, hablar de comida a muy pocas personas les disgusta.

Preguntas para conversar que puedes usar sin temor a aburrir

¿Recuerdas el último sueño que tuviste? ¿Cómo era?

Recordar todos los sueños es algo muy difícil de hacer, pero puede haber alguno que perdure en sus memorias y que puedan compartir.

Esta es una práctica muy amena y divertida, siendo de las preguntas más despreocupadas para realizar y sin temor a nada.

Preguntas para conversas: ¿el amor te ha hecho cometer alguna locura?

Una interrogante un poco más personal, pero no tanto como para que la otra persona no desee contestar o se sienta cohibida.

De hecho, el amor es una de las cosas que más temas para charlar puede generar. Por ejemplo, puede resultar en preguntar si tienen pareja en ese momento o si creen en los enamoramientos a primera vista.

¿Has hecho algo ilegal?

A muchos individuos no les gusta contar este tipo de cosas, pero si es una persona abierta, podrán disfrutar de una amena y, seguramente, divertida charla.

La que, además, puede resultar en muchos más argumentos de conversación referentes al tema. ¡Tal vez tú también tengas que responder!

¿Cuáles son las cosas que más te tranquilizan?

Una pregunta sencilla y sin complicaciones. Simplemente para conocer mejor a tu interlocutor y conseguir entablar una charla, evitando los silencios incómodos.

Deja un comentario